NUEVA YORK, 23 de noviembre de 2017 /PRNewswire/ — La ceremonia de entrega de premios Carnegie Medal of Philanthropy 2017 se celebró recientemente en Nueva York. Las instituciones Carnegie otorgaron la Carnegie Medal of Philanthropy (Medalla Carnegie a la Filantropía) a nueve filántropos, en reconocimiento a su destacado e innovador liderazgo en filantropía. Una de las homenajeadas fue Mei Hing Chak, presidente del directorio de la Heungkong Charitable Foundation, quien se convirtió en la primera ganadora de una Carnegie Medal of Philanthropy en China continental y resultó la segunda ganadora de origen chino, luego de Li Ka-shing.

Antes de recibir la prestigiosa Carnegie Medal of Philanthropy, Mei Hing Chak y su esposo Chi Keung Lau habían creado una legendaria empresa comenzando desde muy abajo. Desde la fundación de dicha empresa, hace más de 20 años, han transformado al Heungkong Group en un conglomerado que abarca la logística comercial, el desarrollo urbano, los servicios financieros, la atención a la salud, la educación y el turismo, además del procesamiento de metales y la energía. En la actualidad, el Heungkong Group se ubica entre las principales 50 empresas privadas de China.

Mei Hing Chak se convierte en la primera ganadora de la Carnegie Medal of Philanthropy proveniente de China continental (PRNewsfoto/Heungkong Charitable Foundation)

Una voz de caridad que proviene de China

La Carnegie Medal of Philanthropy fue establecida por la Carnegie Foundation y se otorga cada dos años a las personas que comparten con su fundador, Andrew Carnegie, el mismo espíritu de realizar donaciones. Como uno de los premios a la filantropía de mayor renombre mundial, la Carnegie Medal of Philanthropy se conduce en total secreto, sin que los presentadores ni los potenciales destinatarios del premio tengan algún tipo de pista anticipada sobre quién podría ser el ganador. Es por ello que Mei Hing Chak se vio sorprendida cuando se le informó que había resultado ganadora.

Mei Hing Chak ha estado comprometida con la filantropía desde hace más de 20 años.

Las 22 instituciones Carnegie de Estados Unidos y Europa nominan a los medallistas, de los cuales siete pasan a la selección final. Los ganadores son reconocidos como catalizadores del bien cuya filantropía ha tenido un impacto significativo y duradero en un área, país o comunidad en particular.

Wang Ming, decano del Instituto para la Filantropía de la Universidad de Tsinghua, manifestó que el hecho de que Mei Hing Chak sea la ganadora de la medalla no es únicamente un honor personal, sino un testimonio del vigoroso desarrollo del bienestar público moderno en China, que ha cosechado un alto nivel de reconocimiento internacional.

Mei Hing Chak estableció la primera fundación privada de China

Al comienzo de su carrera en la filantropía, Mei Hing Chak donaba dinero a fundaciones de caridad financiadas con dineros públicos, pero se sentía frustrada por no poder elegir los proyectos que ella consideraba que eran importantes y reflejaban su visión. En 1998 decidió establecer su propia fundación de caridad. Sin embargo, en ese tiempo China no permitía a los individuos o las empresas privadas financiar a instituciones de beneficencia. En 2005, luego de que el país distendiera la restricción, Mei Hing Chak se convirtió en la primera en solicitar el derecho a financiar una fundación de caridad y recibir la aprobación del gobierno. Como fundación privada (a la que se hace referencia en China como institución de caridad no financiada con dineros públicos) la Heungkong Charitable Foundation tiene el número de registro 001, lo que refleja el hecho de ser la primera de China.

Desde que se creó, la Heungkong Charitable Foundation ha estado comprometida a realizar labores de asistencia educativa, alivio de la pobreza, ayuda y alivio de desastres en 18 provincias y ciudades que incluyen a Guangdong, Guizhou y Sichuán. En 2007, la fundación lanzó el programa «Five 1000», que consiste en construir 1.000 bibliotecas, ayudar a 1.000 estudiantes en situación de desventaja y liderar 1.000 actividades a cargo de voluntarios. Luego de años de expansión, la Heungkong Charitable Foundation cuenta ahora con un equipo de casi 20.000 voluntarios cuya asistencia total ha sumado más de 100.000 instancias de realización de tareas que han beneficiado a más de 3 millones de personas.

Posicionamiento preciso: Ayudar a los desfavorecidos a través de la educación y el suministro de atención a la salud

La Heungkong Charitable Foundation ha estado enfocada en ayudar a los menos afortunados a través de la educación, así como en proporcionar ayuda y alivio en los desastres. Luego de una década de experiencia, Mei Hing Chak está planificando posicionar a la fundación de un modo más preciso, centrándola en ayudar a los desfavorecidos a través de la educación y el suministro de atención a la salud. En el ámbito educativo, la fundación se enfocará en dos programas: la construcción de bibliotecas y el apoyo a los estudiantes universitarios menos aventajados. En la esfera de la salud, Mei Hing Chak está planificando donar 1.000 millones de yuanes (aproximadamente US$150 millones) a fundaciones de caridad dedicadas a la atención a la salud. A través de fundaciones de caridad, los fondos serán donados a hospitales especializados que proporcionarán asistencia médica en zonas desfavorecidas y a personas desprotegidas. Al contrario de los proyectos de caridad tradicionales, este proyecto puede generar un flujo de caja por sí mismo a través de la operación de los hospitales y, por lo tanto, financiar su desarrollo posterior.

Foto: http://mma.prnewswire.com/media/609783/Mei_Hing_Chak___Carnegie_Medal_of_Philanthropy_recipient.jpg

 

FUENTE Heungkong Charitable Foundation